Cartilagolesiones de cartilagoTraumatologiaValoraci´┐ŻnTratamientoLesiones deportivasContacto(Spanish-english)Dr. Ricardo GalvanBancos de huesoDonacion de hueso

Historia Clínica:

Se enfocará en los síntomas principales, el tiempo de evolución, los tratamientos recibidos y la respuesta del paciente a los mismos, la progresión de la sintomatología y las limitaciones que los síntomas imponen al paciente. Durante esta fase es de suma importancia conocer el nivel de actividad física del paciente y las expectativas ante el tratamiento, así como su disposición a acatar las indicaciones y la rehabilitación en caso de que sea necesaria


Exploración Física:

Se valorará la movilidad de la articulación afectada, el dolor a maniobras específicas, la alineación de la extremidad, la condición de la masa muscular, la estabilidad de la articulación, la presencia de lesiones asociadas de otras estructuras articulares como los meniscos. La exploración junto con la historia clínica permitirá conocer el estado funcional de la articulación afectada


Resonancia Magnética Nuclear (RMN):

Este estudio con las especificaciones adecuadas permite visualizar el cartílago articular y el hueso subyacente al mismo, además permite visualizar otras estructuras de tejidos blandos como los ligamentos,  meniscos, el labrum, y los músculos. En patologías como la necrosis avascular la RMN se ha vuelto prácticamente indispensable para una valoración completa


Artroscopía:

La artroscopía permite visualizar directamente las estructuras intraarticulares, evaluando la integridad del cartílago articular, ligamentos intraarticulares, meniscos y de la membrana sinovial (el revestimiento de las articulaciones). En muchas de las ocasiones la artroscopía permite realizar el tratamiento al mismo tiempo del diagnóstico, sin embargo en patologías complejas puede ser necesaria una segunda artroscopía para realizar el tratamiento definitivo